Concierto “Del objeto al paisaje II”

II Congreso Internacional: Espacios sonoros y audiovisuales-JIEM 2014
Concierto: “Del objeto al paisaje II”
Obras de Bernard Parmegiani, Sergio Luque, José Luis Carles y Cristina Palmese, Ricardo Atienza, Luis Robles y Barry Truax
Auditorio 400 del Museo Nacional de Arte Reina Sofía, 4 de Diciembre de 2014, 19:30 h.

El pasado jueves 4 de Diciembre, a las 19:30 horas, tuvo lugar en el Auditorio 400 del MNCARS el segundo concierto de las 20ª Jornadas de Informática y Electrónica Musical, en el marco del II Congreso Internacional Espacios Sonoros y Audiovisuales: Experimentación sensorial y escucha auditiva.

imagen-prensa-info-general5_0Auditorio 400 (©Museo Nacional de Arte Reina Sofía)

Al patio de butacas del auditorio acudieron —algo más de un tercio de las localidades del auditorio— personalidades del mundo de la música, ponentes del congreso, profesores y alumnos de la Universidad Autónoma de Madrid, además de los propios organizadores: Adolfo Núñez, José Luis Carles y Marisa Luceño. En palabras del propio Núñez recogidas en el programa de mano, era “un concierto dedicado a la memoria de Bernard Parmegiani, gran maestro de la música electroacústica, que murió hace un año”.

Como era lógico por la dedicatoria, el concierto se abrió y se cerró con la obra maestra de Bernard Parmegiani La creación del mundo: Moins l’infini. Esta obra es una alegoría al origen de los tiempos. El primer movimiento evoca el principio de la tormenta y el caos donde emplea una una amplia gama de microsonidos, creando una tensión y un sonido que van en aumento, simulando los choques de las partículas y los átomos. Le siguió la obra de Sergio LuqueSurveillance, donde todos los sonidos son sintetizados y filtrados mediante síntesis granular, estocástica, algorítmica, por medio del programa Supercollider.

Tras ello se escuchó la pieza de José Luis Carles, Lazos temporales, que había creado una gran expectación ante el preestreno en el Centro Superior de Investigación y Promoción de la Música (UAM) una semana antes. Desde mi punto de vista y por parte de algunos asistentes, perdió grandiosidad, ya que la semana anterior fue interpretada en directo con los electrosonidos producidos por José Luis Carles mezclados con el piano, interpretado por Jean Pierre Duppy y Rafael Vargas, la voz de Mónica García —con texto de Lola M. Goytre—, y las imágenes de Cristina Palmese, bajo la supervisión técnica de sonido y audiovisual de Juan Camilo Sánchez y Luis Felipe Camacho. De ahí que la interpretación que se llevó a cabo en el Auditorio 400 quedará pobre con solo la proyección de las imágenes del proceso de elaboración de la obra y el sonido grabado el día del estreno. Anécdotas aparte, esta obra es la fusión entre electroacústica (piano y sonidos creados en directo), la voz y la imagen con el fin de mostrar la conjunción y el ensamblaje de estas artes y que tiene como nexo de unión el sonido y la imagen.

Posteriormente, le llegó la hora a compositor Ricardo Atienza —que ya es la segunda vez que repite en este congreso, dos años atrás presentó otra composición— con su obra Stckhlm kalejdoskop, en la que pretende conseguir la escucha flotante que experimenta el ser humano en su día a día en el espacio urbano, por medio de la yuxtaposición de distintos sonidos entre sí y de una forma anárquica. La obra fue compuesta mediante el programa Pure Data junto a unas aplicaciones creadas por Atienza.

Hubo un breve receso mientras se colocaba sobre el escenario con clarinete en Mi b el joven Marcos Llorca para interpretar la obra de Luis Robles, M-Obelisk Hoquetus. Una pieza que, a pesar de la magnífica interpretación de Llorca, se quedó escasa para un público exigente por el sonido electrónico que salía por los altavoces. La pieza estaba compuesta de forma algorítmica, excepto la cadencia del solista, donde se mezclan distintos elementos melódicos y con una clara reminiscencia al periodo del Clasicismo.

Luego le siguió la obra de Barry Truax, Hearth and Steel for 8 digital soundtracks. Una composición que evoca el paisaje sonoro de los astilleros del pasado siglo. La mezcla y sintetización del sonido de Truax es majestuosa y cargada de una gran fuerza que llamó la atención de los asistentes.

Para clausurar el concierto, como no podía ser de otra manera volvió a sonar el movimiento “Réalité” de La creación del mundo, del homenajeado Bernard Parmegiani.

Fco Javier Amaro Meco

José Miguel Pérez Sierra, un joven director con mucha experiencia

José Miguel Pérez Sierra es uno de los directores españoles con mayor proyección internacional. También es pianista, siendo en su momento el graduado más joven en España. Debutó en 2005 con la Sinfónica de Galicia. En 2006 llega su debut internacional en el Festival Rossini de Pesaro, con Il Viaggio a Reims. Ha dirigido orquestas como la ORCAM, la Orquesta de la RTVE y la Orquesta Sinfónica de Euskadi, entre otras. Sus actuaciones se han desarrollado en países como Alemania, Francia, Italia, Uruguay y Chile. Ha sido invitado por la Orquesta de la RTVE en su temporada del 50 aniversario, y también en el Teatro Real para la celebración del homenaje a Montserrat Caballé.

Quedamos para conversar en una cafetería, una soleada y fría mañana. Joven, de maneras educadas y cálido trato, José Miguel nos relata sus ideas y sus vivencias en una carrera, que a pesar de su juventud, ya goza de una gran experiencia. Esto es lo que nos contó a la Revista Música Autónoma.

josemiguelperezsierraJosé Miguel Pérez Sierra (©Khaemuast Neferu)

Leer más

Javier Martínez Luengo

Percusión en la música antigua: Estudio e interpretación en la actualidad

La primera vez que la Early Music hizo sonar un pandero se rompieron barreras construidas sobre el imaginario colectivo académico y la enorme distancia temporal. Pasados cuarenta años desde entonces, la percusión se ha convertido en un habitual en las reconstrucciones de música medieval y renacentista, pero la línea entre lo histórico y lo creativo no siempre está clara. A lo largo de estas páginas nos adentraremos en los círculos de percusionistas especializados y estudiosos teóricos para ver qué hay de fiel y qué de imaginario en las interpretaciones actuales.

percu

Percusión antigua: Estudio e interpretación en la actualidad, por Pablo F. Cantalapiedra

Música y cine al estilo Tolkien

Concierto: “El señor de los anillos. La comunidad del anillo”, Howard Shore
Coro y Orquesta Nacionales de España, Escolanía del Sagrado Corazón de los Rosales
Director: Shih-Hung Young
Auditorio Nacional de Música, 4 de enero de 2015, 19:00 h.

El domingo 4 de enero tuvo lugar el concierto El Señor de los Anillos, la Comunidad del Anillo dentro del ciclo Cine, música y Videojuegos de la Orquesta y Coro Nacionales de España en el Auditorio Nacional, dirigidos por Shih-Hung Young.

10937421_10205441128404193_1992729129_nEl concierto en el Auditorio Nacional

Fue un concierto que sorprendió desde el primer minuto a la mayoría del público, no sólo por el impacto producido al ver a una orquesta y un coro tan amplios, sino por la pantalla, que ocupaba la mayor parte del escenario, y anunciaba, en unas letras ya inconfundibles, el título de la película de Peter Jackson. El asombro general se incrementó a medida que la película avanzaba y con ella toda la orquesta se ponía en marcha. De repente, ya no estábamos en un concierto, o no en un concierto al uso, sino que nos hallábamos en un espacio totalmente nuevo en el que el auditorio y la sala de cine se fundían, y éramos testigos de cómo la música de la película “cobraba vida” a través de la interpretación en directo de la Orquesta y el Coro.

La versión elegida para la proyección fue la cinematográfica, en inglés con subtítulos, con una duración de unas tres horas y media aproximadamente. El sonido era impecable y perfectamente coordinado con las imágenes de la película. Por momentos la fuerza del sonido conjunto entre Coro y Orquesta erizaba la piel. La Escolanía del Sagrado Corazón de los Rosales también tuvo un papel muy especial, aportando a varios números claridad y delicadeza. La banda sonora, compuesta por Howard Shore, mezcla a la perfección instrumentos exóticos y folklóricos, cuerdas, vientos, una percusión bastante amplia, junto con un coro de voces blancas y un potente coro a cuatro voces. El resultado es una música equilibrada, donde cada tema posee un peso por sí mismo mientras se desarrolla y se entrelaza con otros temas.

Entre los higlights del concierto destacan los temas de The Shire y Rivendell, el tema de Aragorn y Arwen, Aníron, canción de Enya interpretada por la solista Clara Sanabras.  Como tema con gran carga orquestal y coral destaca The Nazgûl, donde el público se quedaba atónito ante el sonido que llenaba todos los rincones de la sala, promoviendo un estado de tensión al observar también las escenas de la película.

Fue una velada para recordar. Este tipo de conciertos, que integran la visualización de una película cinematográfica, podrían ser programados con mayor frecuencia en los ciclos; ya que son bien recibidos por el público, tanto para los que son habituales de conciertos como para los que buscan nuevas experiencias.

Cynthia Piris