Descubriendo la Asociación de Amigos de la Ópera de Madrid

Muchos han sido los cambios producidos en estos últimos cincuenta años en el mundo operístico de la capital madrileña. Desde la falta de una temporada regular, pasando por las representaciones del Teatro de la Zarzuela, y la posterior reapertura del Teatro Real, hasta llegar a la crisis económica actual. En todos estos años, la Asociación de Amigos de la Ópera de Madrid ha jugado un papel fundamental en la existencia de una temporada estable, y en la difusión de la ópera a todo tipo de públicos.

En el presente reportaje, realizamos un recorrido por la historia de esta asociación.

aaomLogotipo de la AAOM

Descubriendo la Asociacion de Amigos de la Ópera de Madrid, por Javier Martínez Luengo

Anuncios

La OCNE presenta sello discográfico

La Orquesta y Coro Nacionales de España presenta con su nuevo sello discográfico la obra Carmina Burana del compositor alemán Carl Orff (1895-1982). Para esta grabación, la OCNE contó con la dirección musical de Rafael Frühbeck de Burgos, tristemente fallecido en junio de este año, y con la colaboración del coro de la Escolanía del Sagrado Corazón de Rosales y los solistas Auxiliadora Toledano (soprano), Carlos Mena (contratenor), Jochen Kupfer (barítono) y Ángel Rodríguez (barítono).

Para el actual director técnico y artístico de la OCNE, Félix Alcaraz, este nuevo proyecto apoya y comparte la firme convicción de que, alcanzada una sobrada madurez, se hace necesario documentar el presente y el futuro, creando así un legado en el que tengan un lugar especial las obras de compositores españoles y de esta forma recuperar y preservar nuestro patrimonio musical.

ocne carminaCarátula de Carmina Burana

Carmina Burana constituye la primera parte de la trilogía de cantatas profanas denominadas Trionfi (“Triunfos”) basadas en textos latinos que giran en torno al tema del amor, el vino y la naturaleza. Esta obra del pasado siglo juega con ritmos pegadizos, tonalidades sencillas, junto con una instrumentación nutrida y rica en percusiones. De todos es sabido que la parte más conocida de esta obra funciona como introducción a la vez que de conclusión; hablamos del número inicial Fortuna, imperatrix mundi (“Fortuna, emperatriz del mundo”) que habla de lo inconstante de la materia humana en manos de la rueda de la fortuna, tópico muy utilizado en el medievo. Aunque Orff ha compuesto bastantes obras no se interpreta casi nada de él, salvo su omnipresente Carmina Burana que ha marcado un antes y un después como una retrospectiva de la música medieval.

Al tratarse de una obra de larga extensión, el disco se presenta en formato libro-cd, acompañado por un libro con la letra en latín, inglés y castellano. La elección del diseño de la portada guarda relación con la temática de los textos en los que se basa la obra; al estar basados en textos que giran en torno al amor, el vino y la naturaleza, qué mejor obra que la parte central del tríptico El jardín de las delicias de El Bosco para representar visualmente estos elementos. Este disco no sólo supone el inicio de la independencia discográfica total de la OCNE, sino también lo podremos considerar como un homenaje al gran Maestro R. Fruhbeck de Burgos, cuya memoria y estilo a la hora de dirigir, transmitía tal seguridad que parecía que había hablado con el compositor la noche anterior.

Conciertos para acordeón y orquesta es el segundo disco lanzado por el sello de la Orquesta y Coro Nacionales. Por su repertorio y su interpretación, supone un hito en la historia del acordeón, que debemos agradecer al ímpetu de Iñaki Alberdi en el compromiso con la creación actual con la intervención de los compositores Jesús Torres, Ramón Lazkano, José María Sánchez –Verdú y Gabriel Erkoreka; así como la dirección de Nacho de Paz.

Actualmente estamos esperando el lanzamiento de su última producción publicado bajo el sello Deutsche Grammonphon, reviviendo de la mano de la dirección de Josep Pons, la primera gran obra del compositor Manuel de Falla, en una versión actual y poderosa llamada a convertirse en grabación de referencia bajo el nombre de La vida breve.

Alicia López Carral

Schola Antiqua: 31 años reviviendo el pasado

Con motivo de los 31 años de la agrupación Schola Antiqua, su director, Juan Carlos Asensio, nos ha concedido una entrevista donde nos cuenta los planes que tiene el grupo para el futuro. La agrupación nace en 1984 y se dedica al estudio, investigación e interpretación del canto llano, en especial el canto gregoriano. Juan Carlos Asensio es director del grupo desde 1996; formado como escolano en la Escolanía del Valle de los Caídos, ha impartido clases en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca y actualmente es docente del Real Conservatorio de Música de Madrid y en la Escola Superior de Música de Catalunya.

Juan-Carlos-AsensioJuan Carlos Asensio (©SMR-Santiago-Torralba)

Leer más

Cynthia Piris

Jamie Cullum aparta el pop en Interlude

Título: Interlude.
Autor: Jamie Cullum.
Año: 2014.
Género: Jazz.

Canciones incluidas en el disco y su procedencia:

1. Interlude – Dizzy Gillepie, 1942.
2. Don’t you know – Ray Charles.
3. The seer’s tower – Sufjan Stevens, 2005.
4. Walkin’ – Nat King Cole.
5. Good morning heartache (feat Laura Mvula) – Billie Holiday, 1946
6. Sack o’ woe – Cannonball Adderley, 1960
7. Don’t let me be misunderstood (feat Gregory Porter) – Nina Simone, 1964
8. My one and only love – 1947
9. Lovesick blues – 1922.
10. Losing you – Randy Newman, 2008
11. Out of this world – Mercer, 1944
12. Make someone happy – Musical Do Re Mi, 1960.

Lo prometido es deuda, y cuando Jamie Cullum prometió un disco íntegro de jazz sabíamos que lo cumpliría y con creces. Los aficionados de este género somos conscientes del potencial de Jamie, por ello no es de extrañar que retomara las bases del jazz más profundo, y lo ha hecho en su séptimo y último disco de estudio, Interlude, que salió publicado el pasado octubre tras una grabación en tiempo récord. Con un total de 12 temas, se trata de un disco que se concibe como un homenaje al jazz y al blues mediante 12 estándares con temas emblemáticos del género; una novedad en el prestigioso pianista, pues se trata del primer álbum en el que no incluye una canción propia.

Carátula de “Interlude”

Pero eso no implica que Cullum haya variado su estilo. Es más que lógico entender que no le haya resultado complicado realizar un disco de estándares a un pianista y cantante que ha bebido de ellos en su formación, sin embargo, lo que diferencia a este disco es que no ha perdido la chispa y el carácter del estilo personal de Jamie. Los arreglos y la interpretación de cada uno de los estándares siguen la estela a la que el pianista nos tiene acostumbrados, sin perder un ápice de carácter y demostrando, una vez más, que es capaz de sobrepasar los límites establecidos. La vertiente pop con la que mezclaba los temas en sus anteriores trabajos ha quedado relegada en Interlude a un jazz pulido y renovado que bebe del swing proveniente de las más importantes BigBands de los años 30, consiguiendo de este modo una dosis perfecta entre modernidad y tradición.

Para realizar la grabación de este disco se han necesitado tan sólo tres días, un tiempo récord en el que se plasma un trabajo excelente y para el que Jamie ha contado con la ayuda de Laura Mvula, joven vocalista de soul, que aporta su voz en el tema Good Morning Heartache, un arreglo del original de Billie Holiday, que data de 1946. Del mismo modo, el gran Gregory Porter, realiza una colaboración junto al pianista en la canción Don’t let me be misunderstood, canción con la que presenta el disco y que Jamie ha escogido como primer single, un brillante arreglo del conocido tema interpretado por Nina Simone y posteriormente por el grupo The Animals.

Diego Peláez