Exposición “Antonio Romero y Andía. Editor, inventor y clarinetista”

El Real Conservatorio Superior de Música de Madrid nos ofrece dos exposiciones sobre el clarinete y la figura del inventor, editor y clarinetista Antonio Romero y Andía. Con motivo del bicentenario de su nacimiento, podremos disfrutar desde abril hasta julio de la colección de documentos bibliográficos y clarinetes históricos que custodia la citada institución.


El Real Conservatorio Superior de Música de Madrid (©Federación de Asociaciones Ibéricas de Compositores)

“Entre las joyas de la exposición podemos encontrar un clarinete sistema Romero y otro fabricado por Adolphe Sax en 1843”

La figura de Antonio Romero es célebre por su gran contribución al mecanismo del clarinete. Estudió los distintos sistemas europeos y desarrolló un nuevo modelo que mejoraba la calidad del sonido y facilitaba la ejecución. Fue competidor de los más ilustres representantes del mecanismo actual del clarinete (Müller, Klosé, Buffet) y estaba al corriente del sistema Boehm, que sería el que usarían definitivamente los clarinetistas. Este último se basaba en una serie de anillos móviles usados con éxito en el mecanismo de la flauta travesera; mecanismo que aún en la actualidad no supera algunas limitaciones como la ejecución de determinados trinos y notas. Estos problemas quedaban totalmente resueltos en el sistema Romero. Asimismo, fue una gran personalidad para el mundo cultural de su época: era miembro de la Real Academia de Bellas Artes, redactor en la Gazeta musical, y favoreció una renovación pedagógica musical publicando varios métodos propios y de otros compositores.

Con motivo del bicentenario de su nacimiento, podremos disfrutar desde abril hasta julio de la colección de documentos bibliográficos y clarinetes históricos (entre ellos un clarinete sistema Romero) que custodia el Real Conservatorio de Música de Madrid. En la Biblioteca se exponen obras que donó el propio Romero a dicha institución y que ponen en evidencia su profunda vinculación con el centro, donde ejerció como profesor. Repartidos en cinco vitrinas podremos disfrutar, entre otras cosas, de programas de conciertos que se celebraron en el Salón Romero, el Álbum musical de la Infanta Isabel de Borbón, la disertación presentada por el propio compositor para opositar como maestro de clarinete del Real Conservatorio, y estudios editados por él, así como documentos relacionados con el sistema Romero.

También contamos con la colección de instrumentos reunida por Pedro Rubio Olivares, que actualmente ejerce como profesor en este centro. En el Museo se presentan curiosas fotografías con historia, y maravillas como el catálogo del último constructor de clarinetes sistema Romero que incluye fotografías de los distintos diseños y sus precios. La muestra de instrumentos nos invita a la reflexión sobre la historia del clarinete. La exposición es sumamente completa, ya que ofrece un recorrido por los distintos sistemas: Albert, metálicos, combinados de tres, cinco, seis y ocho llaves, etc.

“Algunas de las piezas de la exposición fueron recuperadas de desvanes”

Entre las joyas de la exposición podemos encontrar un auténtico clarinete sistema Romero, el único que se conserva en España. También se muestra otro fabricado por el célebre Adolphe Sax, que data de 1843 y es un clarinete de valor incalculable por haber pasado por las manos del propio Sax. Asimismo, la exposición también cuenta con un clarinete Clementi y otro de ocho llaves con un sistema muy interesante (F. Bernareggi).

El gran valor de la presente exposición no solo reside en la cantidad de instrumentos que alberga, construidos con multitud de materiales (madera de boj, marfil, ébano, plata…), sino también en la laboriosa tarea de recopilación y conservación que pone de manifiesto. El propio Pedro Rubio Olivares nos hablaba sobre la labor del coleccionista. Realmente se trata de un exhaustivo trabajo de investigación, que aunque apasionante, resulta exigente. Esta exposición abre un espacio a la reflexión, ya que nos hace ser conscientes del escaso valor que en ocasiones se da a lo histórico, y más concretamente a lo musical. Algunas de las piezas de la exposición fueron recuperadas de desvanes o permanecían colgadas en la pared como cualquier elemento decorativo.

Debemos agradecer a personas como el profesor Pedro Rubio, su labor de recuperación, conservación y sobretodo de divulgación al organizar exposiciones como la que nos ocupa, que nos permiten acercarnos a tesoros musicales e históricos que muchas veces pasan desapercibidos.

Recomiendo encarecidamente la visita a la exposición, ¡os encantará!

Amanda del Rey Mateos

Anuncios