Una semana por y para los alumnos: la Semana de la Música de la UAM

Los días 3, 4 y 5 de noviembre la Universidad Autónoma de Madrid acogió la II edición de la Semana de la Música. Tres días de conferencias, talleres, mesas redondas y conciertos.

IMG_3406

Cartel de la II Semana de la Música

Comenzó el mes de noviembre con la oportunidad de acercar la música al público a través de diferentes actividades impartidas por alumnos, ex alumnos y docentes del Grado en Historia y Ciencias de la Música, además de contar con la colaboración de profesionales del sector. Todas las actividades se realizaron en el Departamento de Música en la Facultad del Profesorado (aulas 102, 103, y 104-IV), y fueron organizadas por los alumnos del Grado Pablo Carretero y Paloma Amores.

El martes día 3 a las 15:30 h. se realizó la presentación oficial y el acto de bienvenida a cargo del coordinador del Grado, el profesor Miguel Salmerón. Desde las 15:30 hasta las 16:45 tuvieron lugar los primeros talleres del día, que estuvieron dedicados a la musicoterapia (aula 104) y al canto (aula 102). El primero fue impartido por Mara Israel Palacios, musicoterapeuta que también ofrece algunos cursos en la Universidad de Medicina y da clases de piano. Los asistentes hicieron un ejercicio de meditación guiada para sentir los efectos de la musicoterapia a niveles superficiales, y después cinco voluntarios hicieron una banda sonora de su vida con varios instrumentos, basándose en para ello en la creación libre. El de canto estuvo a cargo de la coach vocal y cantante Sandra López, y en él se dieron a conocer una serie de ejercicios, hábitos y rutinas para mejorar la técnica vocal, especialmente orientados hacia el calentamiento y la relajación de la misma.

Mara Israel Palacios (©Capitalent-Medical)

A las 17:15 en el aula 104 se realizó una mesa redonda de alumnos y profesores, titulada La música en la sociedad y moderada por la profesora Ana Vega Toscano, en la que se abordó la situación actual de la musicología. Para ello se contó con la colaboración de los profesores Isabela Aranzadi y Juan Francisco de Dios, y de la antigua alumna Susana Castro. En la mesa se reflexionó sobre las muy diversas salidas profesionales de la musicología; la importancia de aprovechar las prácticas que ofrece el Grado; y la necesidad de que el musicólogo se implique más en la sociedad a fin de llegar el conocimiento de la música a todo tipo de públicos.

Para finalizar el día, a las 19:00 h. en el aula 104 se realizó una conferencia-concierto que trató de recrear cómo sonaría una noche en la corte de los Reyes Católicos. El antiguo alumno y precursor de la Semana de la Música, Pablo Cantalapiedra, se hizo cargo de esta sesión, junto a su grupo Vinari Letari dedicado al repertorio cortesano de los siglos XV y XVI.

El miércoles día 4 a las 15:30 en el aula 102 tuvo lugar un taller impartido por la estudiante de doctorado y antigua alumna del Grado, Cristina Roldán, durante el cual explicó las diferentes pautas y normas a tener en cuenta a la hora de realizar un trabajo académico. Este taller fue de gran ayuda para los alumnos de 4º curso que actualmente se encuentran iniciando sus respectivos Trabajos de Fin de Grado. La experiencia de Cristina sirvió para resolver muchas dudas importantes y conocer la forma correcta de afrontar aspectos que a priori parecerían sencillos.

Al mismo tiempo, en el aula 103, el investigador, periodista y crítico musical José Prieto Marugán realizó una panorámica de la influencia en la música de la obra de Miguel de Cervantes, desde su publicación hasta el siglo XXI, no solo en la música académica, sino también en la popular, bajo el título El Quijote en SolFa. Posteriormente, a las 17:15, tuvo lugar en el aula 103 una ponencia-debate titulada Mercado, instituciones y partitura: la música y los músicos como disonancia a cargo del profesor José Antonio Guillén Berrendero. En ella se reflexionó, entre otras cuestiones, acerca del funcionamiento de la universidad actual, y la falta de tradición académica en la disciplina musicológica. Entre las cuestiones que salieron a la luz, cabría destacar que se puso de relieve cómo los estudiantes de musicología se diferenciaban de los alumnos de otros grados universitarios en las muy diversas salidas profesionales que tenían a su alcance. El moderador de la misma fue el profesor Germán Labrador y como participantes se contó además con los profesores Alfredo Vicent, José Gaspar Birlanga y Miguel Salmerón.

Para acabar la tarde se realizó a las 19:00 en el aula 104 un concierto de flamenco fusión en el que el grupo Masá presentó algunos temas de su nuevo disco y de su anterior trabajo. Este grupo está integrado por: Ohad Levi (guitarra), Gonzalo Palomo (voz), André Freitas (percusión) y Pablo Carretero (bajo eléctrico).

AqA3j8U_ZQvFOj9gh3WPgi_3r-rgtF2xZHNMf-TuABcf
El grupo Masá durante el concierto

El jueves día 5 a las 15:30 en el aula 102, Daniel Quirós Rosado, alumno de tercer curso, impartió un taller en el que dio una visión global acerca de la producción operística del compositor italiano Gioacomo Puccini, bajo el título Héroes y heroínas en la producción operística de Giacomo Puccini. Paralelamente, en el aula 103, el profesor Gustavo Sánchez y el alumno de tercer curso Adrián Vidal, realizaron una ponencia en la que explicaron sus respectivas experiencias en la financiación de proyectos musicales mediante el micromecenazgo o crowdfunding. Se dieron a conocer las plataformas más relevantes creadas para este fin, las posibilidades que ofrecen, y asimismo se reflexionó sobre la importancia de la publicidad y la difusión para conseguir la cooperación colectiva.

A las 17:15 tuvo lugar la conferencia ARSGAME: música para jugar, el sonido en los videojuegos moderada fantásticamente por Miguel Álvarez Fernández, director y presentador del programa Ars Sonora de Radio Nacional de España y contando con la colaboración del compositor de música de videojuegos Eduardo de la Iglesia, el realizador de bandas sonora y guiones de videojuegos Alberto Oliván, el manager del sello discográfico Salto Mortal Andrés Cabanes, así como colaboradores de la empresa ARSGAME.

La II edición de la Semana de la Música se dio por concluida a las 19:00 en el aula 104 con una Jam Session abierta a todos los asistentes. Una banda base con alumnos de cuarto curso abrió el concierto, realizando diversas versiones además de una improvisación a la que poco a poco se fueron uniendo más intérpretes.

Alicia López Carral

Anuncios

La nueva temporada del Ciclo de Conciertos Música en la Autónoma

El jazz de Jorge Pardo y el romanticismo de Mario Prisuelos dieron comienzo a la XXII edición de este Ciclo.

Gracias a la colaboración del Vicerrectorado de Cooperación y Extensión Universitaria junto con la oficina de Actividades Culturales de la Universidad Autónoma de Madrid, entre los meses de octubre y diciembre se llevarán a cabo una serie de conciertos en el salón de actos de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación, además de un concierto extraordinario con motivo de la llegada de la Navidad en el salón de actos del edificio de Biología.

Como mencionábamos al principio, el ciclo de conciertos ya ha quedado inaugurado con las actuaciones de Jorge Pardo y su Flamenco-Jazz que tuvo lugar el pasado 16 de septiembre y apenas dos semanas después, nos visitaría el pianista madrileño Mario Prisuelos, cuyo último disco dedicado al compositor de Marcial del Adalid ha sido disco destacado del mes en revistas de música clásica como Scherzo o Melómano.

Estamos ante un solista con una gran expresividad impropia de su juventud que sí se ve representada en que la digitación de las pulsaciones en ocasiones es desigual. Las modulaciones de los matices, su buen ritmo y el bonito fraseo llegan hasta lo más profundo de nuestros corazones. Sinceramente, espero que en el desarrollo de su carrera se atreva a interpretar conciertos de Mozart o sonatas de Beethoven, resultaría de lo más embriagador y placentero.

En el transcurso del concierto en el que Prisuelos interpretó una selección de obras de su último disco además del Nocturno nº1 de F. Chopin, aprovechó las pausas entre obra y obra para contarnos más sobre el que llamaban el “Chopin Español”, Marcial del Adalid, dando a conocer de forma muy amena su historia, su estilo musical y su forma de componer. Al finalizar el encuentro, Prisuelos no solo logró vender todas las unidades de su último disco sino que tuvo el detalle de concedernos unas palabras:

Tu último disco ha sido destacado en las principales revistas de música clásica, ¿cómo te sientes al respecto?

Me alegro a nivel global, pensando en la recuperación de un compositor merecedor de esta gran acogida y de tener esta atención por parte del público, los medios y la crítica. Aunque realmente fue la misión espiritual y personal, la satisfacción de escoger un compositor español como es Marcial del Adalid en el que yo creía junto con la Asociación Filarmónica de Vigo, la que impulsó este proyecto.

¿Cómo y de qué forma entraste en contacto con este compositor?

Gracias a mi maestro Humberto Quagliata, quien hace veinte o treinta años ya tocaba y grababa música de Adalid. Desde entonces, he interpretado su música siempre que he tenido ocasión,  pero el año pasado surge este proyecto por medio de la Sociedad Filarmónica de Vigo que celebraba su centenario y me ofrecieron la posibilidad de trabajar juntos en este proyecto y rescatar a este compositor gallego con una orquesta también natural de allí, conformándose un proyecto muy bonito al que se le uniría después el sello discográfico Universal.

Háblanos de tu hoja de ruta, ¿qué proyectos tienes en mente?

Muchos y muy distintos. Por un lado, prosigo con mi labor de difusor de la música del siglo XX y actual. Estoy recién llegado de Sofía (Bulgaria), ahora toco en Roma y después iniciaré una gira por Estados Unidos interpretando música que abarca desde Adalid hasta compositores actuales como David del Puerto, Mario Carro o Sánchez Verdú para continuar con esta labor de difusión de nuestra música.

La edición actual del Ciclo de Conciertos proseguirá el 11 de noviembre con un concierto a cargo del ensemble vocal de Caelis (París) cuyo programa irá dedicado a la polifonía medieval. El ciclo terminará el día 18 de diciembre con un concierto de Navidad interpretado por el Coro y Orquesta de la UAM.

Alberto Oliver

Ambrogio Maestri, “Il baritono”

Ambrogio Maestri en Falstaff (©ROH/Catherine Ashmore)

Hablamos con el barítono italiano Ambrogio Maestri. Nacido en Pavia en 1970, estudió piano y canto mientras trabajaba en su restaurante familiar como chef, de donde le vino una pasión por la gastronomía que le ha llevado a convertirse en un reconocido gourmet. Actualmente está viviendo su mejor momento operístico en el panorama internacional, siendo alabado por la crítica como uno de los grandes cantantes actuales en su registro. No es para menos. Estamos ante un hombre que ha conquistado los mejores teatros de ópera como la Metropolitan Opera House de Nueva York, la Scala de Milán, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Royal Opera House de Londres o la Opéra de París. Ha hecho suyo el papel de Falstaff más que ningún otro intérprete, con más de 200 representaciones en todo el mundo. Don Carlo, Renato, Iago, Rolando, el Conde di Luna, Scarpia o Toni son sólo alguno de los papeles que representa con una inmensa naturalidad y emoción.

En esta entrevista para Revista Música Autónoma tenemos la ocasión de hablar sobre el Teatro Real y el Liceu, su amor por Verdi, la puesta en escena de las producciones operísticas en los últimos tiempos, sus proyectos de futuro y otros aspectos de su vida.

Leer más

Daniel Quirós Rosado

El éxodo en la copla. Miguel de Molina, creación y renovación de un género

La copla fue el único elemento orgánico y vital, de esa España reprimida y asfixiada, que pasó de puntillas sobre los tentáculos de la censura, permitiendo a sus intérpretes y a su público vivir vidas distintas a través de las voces de sus personajes. Rebeldía, protesta y marginalidad encubierta al deleite de una sociedad bifocal. Momentos de desinhibición musical que han trascendido más allá de sus autores, pero cuyos intérpretes no nos han dejado indiferentes.

Como género musical que identificó y contextualizó una época convulsa en historia de España, la copla, ha sido tratada de forma ambigua como el referente musical del franquismo, pese a haberse institucionalizado como género durante la II República y ser símbolo de identidad en quienes hubieron de exiliarse, durante la dictadura, al otro lado del Atlántico. Las referencias bibliográficas, publicadas hasta el momento, muestran un corte ideológico sesgado, por el cual se analizan cuestiones de gusto y estética mediante criterios ajenos al hecho musical. Debido a este sesgo se ha visto también deteriorada la imagen artística y profesional de Miguel de Molina, elemento central del presente artículo.

Leer más

Elsa Calero Carramolino

“Los viajes secretos de Ulises”: un proyecto pedagógico del CNDM

En su quinta edición, el programa pedagógico del Centro Nacional de Difusión Musical, coordinado por Fernando Palacios, se desarrollará en torno a “Los viajes secretos de Ulises”

Los viajes secretos de Ulises (©Javier Rubio)

Desde el Centro Nacional de Difusión de Música (CNDM) y con la dirección de algunos de los pedagogos más importantes de toda España, surge la idea de un proyecto pedagógico de creación musical. Se basa en la participación activa de varios grupos de alumnos de Educación Primaria y Secundaria en la creación sonora, retomando la idea de la música como ritual colectivo de aprendizaje, diversión y conocimiento. El resultado final es estrenado en el Auditorio Nacional, con la participación de orquestas y coros que permiten la ejecución musical de la obra.

Tras el rotundo éxito de las cuatro ediciones anteriores, durante este curso 2015/2016 se llevará a cabo la V Edición del proyecto bajo el título “Los viajes secretos de Ulises”. La primera propuesta surge en el curso 2011/2012. Estuvo en manos del pedagogo Juan Grande, con la participación del compositor residente David del Puerto. A partir de entonces se ha desarrollado una nueva edición cada curso escolar. La segunda estuvo a cargo de la compositora y pedagoga madrileña Marisa Manchado.

Sin embargo, a partir de la tercera edición, cambió un poco el concepto del proyecto. En vez de elegir un compositor residente, el pedagogo Fernando Palacios fue el encargado de dirigir el proyecto. El planteamiento, por tanto, cambió un poco al no haber música compuesta por un compositor específico, sino que todas las propuestas nacen de los alumnos, partiendo de ideas e incluso de músicas preexistentes.

Este nuevo enfoque fue un grandísimo éxito, que dio como resultado la obra Las torres de Babel. Tanto fue así que Fernando Palacios fue elegido para dirigir el proyecto en las próximas dos ediciones. El año pasado nos sorprendieron con Maese Kaos y la inclusión en el proyecto de un grupo del Bachillerato de Música, Artes Escénicas y Danza. Esto supuso que parte del grupo tuviera no sólo más nivel y conocimiento escénico y musical, sino una mayor implicación  y entusiasmo por el proyecto.

El título elegido para este año es, ni más ni menos, que Los Viajes Secretos de Ulises, por lo que se partirá del famoso protagonista de la Odisea para la creación de una obra nueva y original. Este año se trabajará con alumnos de 5º curso de Primaria del Colegio Nuestra Señora del Lucero, y con estudiantes de 2º de Bachillerato del I.E.S Lope de Vega. Para conseguirlo hay un gran equipo colaborando para poder dar forma a las ideas de los alumnos. Entre ellos se encuentran profesores de la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD); los alumnos del Instituto Universitario de Danza “Alicia Alonso”, con especialidades en teatro, danza clásica, danza contemporánea y artes circenses; alumnos del Grado en Historia y Ciencias de la Música de la UAM y un equipo de voluntarias. Javier Rubio se encargará de la filmación y montaje del documental y la Orquesta Iuventas, bajo la dirección de Rubén Fernández, de interpretar la música en directo. Todo esto bajo la dirección de Palacios y la coordinación desde el CNDM de Patricia Rodríguez.

En palabras de Fernando Palacios:

“Quizás en las dos ediciones anteriores de ‘Todos creamos’, asistimos a la construcción y posterior derrumbamiento de Las torres de Babel y al afán de Maese Kaos, el coleccionista por acaparar los elementos de la naturaleza, nos hayamos alejado peligrosamente del punto de partida: es hora de regresar a casa. Pero no va a ser fácil, porque el héroe de la quinta edición de este programa educativo, Ulises, se va a topar con una cadena de dificultades que retrasarán su retorno. El viaje, el mar, el regreso, la peripecia, la mitología, el azar, la elección (y el gran Monteverdi) son las directrices que nos guiarán en un nuevo proceso creativo. Intentaremos no detenernos con las seductoras Calipso, Nausicaa o Circe, ni en los lugares donde habitan cíclopes y sirenas, sino que fantasearemos sobre aquellas rutas que Homero no contó en su Odisea. Nuevamente, con la complicidad de alumnos de primaria y secundaria de centros educativos de la Comunidad de Madrid, de los componentes de una orquesta sinfónica, y de coreógrafos y dramaturgos que concluyen su carrera, dedicaremos buena parte del curso escolar a desempeñar el trabajo de crear entre todos, partiendo de cero, un espectáculo total donde se conjuguen los verbos de las artes escénicas: tocar, cantar, mover, bailar, iluminar, escribir, contar, producir, diseñar y representar”.

Los viajes secretos de Ulises (©Javier Rubio)

Pero… ¿realmente todos creamos? La composición es un hecho solitario y personal que no suele admitir intrusos. Sin embargo, la creación en conjunto existe desde tiempos inmemoriales y surge cuando se dan las circunstancias adecuadas, se encuentra la motivación y se planifica el trabajo. En la educación musical, la improvisación y la creación son procedimientos didácticos imprescindibles para completar una formación integral. El buen profesor es capaz de crear la motivación y las ganas necesarias para provocar la involucración de todos en el proceso. Ahí es donde empieza lo interesante, cuando comienzan a resolverse de una manera original y competente las preguntas que se plantean, y es que ‘la inspiración pilla al creador trabajando’.

Se pretende dar otra vuelta de tuerca y profundizar más en los aspectos de la creación conjunta, manteniendo la participación de escolares e incluyendo una orquesta amateur que intervenga desde el principio. Queremos recorrer juntos ese camino que parte de la lluvia de ideas y concluye en la plasmación de algo definitivo y eficaz; un camino que nos permita diferenciar las ideas de las ocurrencias y medir, compensar y unificar las fuerzas en una dirección.

La idea general es que este trabajo sea complemento y remate de los dos anteriores. Es decir, crear un tríptico que vaya desde la construcción de un mundo ideal que se destruye (Babel), coleccionar los elementos y debatirse entre el orden y el caos (Maese Kaos) y el viaje a lo desconocido (Ulises).

Blanca Galán

Aire fresco en los Teatros del Canal

El “XIV Ciclo de Jóvenes Intérpretes” de la Fundación Scherzo tendrá este año cuatro conciertos a cargo de los pianistas Stefan Ciric (6 de octubre), Anna Fedorova (19 de enero), Alexandre Kantorow (8 de marzo) y Juan Pérez Floristán (17 de mayo).

Los pianistas del XIV Ciclo de Jóvenes Intérpretes, de entre 18 y 28 años, cuentan ya con un importante bagaje concertístico y se darán a conocer al público madrileño en la Sala Roja de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid.

El primero en escena ha sido el pianista serbio Stefan Ciric, el pasado 6 de octubre, en una velada donde los asistentes pudieron escuchar obras de Mozart, Chopin, Schumann, Granados y Ravel. Ciric no es un desconocido en Europa, ya que ha logrado el primer premio en los Concursos Internacionales de piano de Gorizia, Vercelli o Jaén, entre otros. Asimismo ha logrado destacadas interpretaciones junto a la Orquesta Filarmónica de Sofía, Viena y Londres en lugares tan emblemáticos como la Purcell School de Londres -donde se formó en sus primeros años-, la Royal Academy of Music -cursando el Master of Arts a las órdenes de Sulamita Aronovsky- o el Glenn Gould Studio de Toronto.

La siguiente pianista será, en el mes de enero, Anna Fedorova. Con una trayectoria más que destacable, es considerada como una de las grandes promesas ucranianas, gracias a actuaciones en el Carnegie Hall de Nueva York o el Concertgebouw de Amsterdam. Su logro más reciente, e importante, es el galardón obtenido en el Verbier Festival Academy Award. Contaremos con su interpretación de Scarlatti, Beethoven, Ravel y Chopin.

En marzo será el turno de Alexandre Kantorow, pianista francés de 18 años e hijo del director de orquesta Jean-Jaques Kantorow. Estudió en la Schola Cantorum de París y actualmente continúa su formación pianística en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París con el pianista Frank Braley. Aunque se trata del menos conocido de los cuatro intérpretes del ciclo, ha grabado discos junto a su padre -“Sonates françaises” de Chevillard, Fauré y Gedalge-. En esta ocasión interpretará piezas de Tchaikovsky, Rachmaninov, Stravinsky y Balakirev.

Cierra el ciclo el pianista sevillano Juan Pérez Floristán, de 22 años. Su madre, la también pianista María Floristán, fue quien le instruyó durante diez años, tras lo cual comienza a formarse con otros pianistas destacados como Daniel Barenboim, Ferenc Rados, Stephen Kovacevich o Menahem Pressler. Ha realizado un disco con piezas de Schubert, Debussy, Falla, Bartók, Liszt y Ginastera para el sello alemán WDR. Como mayor éxito cosechado hasta la fecha destaca el primer premio en el “XVIII Concurso Internacional de Piano de Santander Paloma O’Shea”, siendo el segundo español que lo consigue. Para el concierto de mayo, Pérez Floristán interpretará obras de Beethoven, Schumann y Brahms.

Daniel Quirós Rosado