La evolución de los coros participativos a través de la Orquesta Filarmonía

A través de la Orquesta Filarmonía, dirigida por el maestro Pascual Osa, nos adentramos en una de las formaciones que más popularidad ha adquirido en los últimos años: los coros participativos. Su espíritu es el de un gran coro amateur pero su exigencia y actividad son altísimas, llegando a ofrecer más de 20 conciertos al año con orquesta sinfónica. Su repertorio es muy amplio y abarca ópera, música de cine, sinfónica, musicales, zarzuela, etc.

La Orquesta Filarmonía en un concierto participativo (©OrquestaFilarmonía)

Leer más

Alberto Oliver

Anuncios

Unas jornadas dedicadas a la música africana

Los días 19 y 20 de noviembre tuvieron lugar en la Universidad Pompeu Fabra las Jornadas de Música Africana, dirigidas por Isabela de Aranzadi, en colaboración con el Institut Catalunya-Africa y el Institut Universitari de Cultura (UPF). En este encuentro académico ha cobrado un papel fundamental el análisis, la reflexión y el estudio de las influencias de las músicas africanas en la música popular de nuestros días.

cartel jornadasCartel de las Jornadas

Las Jornadas se han estructurado en sesiones de mañana y de tarde. Las sesiones matinales se han centrado en las comunicaciones de diferentes investigadores y expertos: Repertorios infantiles Bassari, Bedik y Malinke (Kedougou, Senegal): un modelo pragmático de simbiosis didáctico-científica, de Polo Vallejo; Música africana. Traspasando fronteras coloniales en África central y el Atlántico negro, de Isabela de Aranzadi; Los tambores batá: ritual y música en la santería de Cuba, de Victoria Elí; y Los hilos de la memoria. Buscando el origen de la cumbia en el país de los Carabalí, de Leonardo d’Amico. Seguidamente tuvieron lugar dos mesas redondas a cargo de los ponentes de cada sesión: La danza ivanga de algunas poblaciones del África central y Travesía africana a través de la música en África. Fueron asimismo presentadas las Actas de las Jornadas de Arte Africano, Primitivismo y Modernidad. Guinea Ecuatorial y Modest Gené, el primer volumen de la Colección de estudios y textos africanos del Institut Catalunya Àfrica.

En las sesiones vespertinas se procedieron a las presentaciones de los libros Cómo se habla, se escribe y se lee el ndowe de Andrés-Ngangwé Ikuga Ebombebombe, segundo volumen de la Colección de estudios y textos africanos del Institut Catalunya Àfrica e  l’Illa de Bioko: Arquitectura Viscuda, de Laida Memba Ikuga, actividades realizadas en el Reial Cercle Artísitic de Barcelona, con una intervención de Betty Akna, interpretando música ndowe.

Como cierre a las Jornadas se realizó el Taller de Música “Toca y Canta” a cargo de Ignasi Coromina, en la Casal de Joves Palau Alòs, dirigido a músicos profesionales y amateurs interesados en los fundamentos de la música africana moderna.

Cynthia Piris

La Orquesta de Guitarras de la UAM a través de los años

Han pasado 11 años desde que en el curso 2004-05 por iniciativa del director y profesor de la UAM, Miguel Román, se creara este conjunto que tuvo y tiene el mismo objetivo que entonces: disfrutar y hacer disfrutar a través de la música. El punto de partida del proyecto comenzó con un enfoque didáctico y como una aportación adicional a la oferta instrumental de la especialidad de música en la Diplomatura de Magisterio para sus egresados y diplomados. En este momento la agrupación está compuesta por alumnos de magisterio fundamentalmente.

En este reportaje conoceremos más a fondo la historia de la agrupación.

Leer más

Alicia López Carral

Juan Lucas, el creador de un “pequeño microcosmos musical”

Juan Lucas, creador y director de La Quinta de Mahler, es también periodista, crítico musical, productor discográfico, empresario, cineasta y fotógrafo. Un auténtico divulgador de la música en todos sus ámbitos y facetas. Nacido en Valencia en 1962, estudió en la Universidad Complutense de Madrid y en 1990 crea su primera empresa musical, Diverdi, donde produciría y distribuiría música clásica no sólo en Madrid, sino en cualquier rincón de la geografía española. Como productor también ha trabajado con numerosos sellos discográficos (Glossa, Verso, Naïve, Anemos –de la que es creador-) y logró el premio del Festival de Cine de Valladolid como mejor fotografía en la película “Hafner’ss Paradire”, dirigida por Günter Schwaiger. El 16 de diciembre de 2013 funda La Quinta de Mahler, tienda de música que se ha erigido como el máximo referente de discos de música clásica, antigua y contemporánea en Madrid.

Para encontrarnos con él salimos del metro de Ópera, donde nos sumergirnos en uno de los núcleos del panorama musical clásico madrileño y lo primero con que nos topamos es el enorme edificio del Teatro Real anunciando las tres óperas que se representarán próximamente. También podemos ver otros centros musicales en la calle Espejos, la Escuela Superior de Música Reina Sofía y un espacio de música que nos atrae por su fachada. Una antigua tienda que conserva toda la belleza del Madrid castizo, decimonónico, con portalones de madera: La Quinta de Mahler. Tras ver desde el escaparate los numerosos y diversos discos de música, libros y DVD’s, abrimos la puerta y nos embriaga una sensación de tranquilidad y serenidad que nos aísla del exterior, donde se alojan “rarezas” musicales que, de no ser por ellos, no encontraríamos en ningún lugar de nuestra península. Allí nos espera Juan Lucas, quien nos atiende amablemente. Nos sentamos en uno de los sillones y sofás que hay en la tienda para el acomodo de los clientes, y comenzamos a charlar sobre los inicios de este espacio multicultural hace ya dos años. Se dice pronto, ya que parece que llevan toda la vida aquí.

juanlucas
Juan Lucas en LQDM (©DanielQuirós)

Leer más

Daniel Quirós Rosado

“Cómo preparar con éxito un concierto o audición” de la mano de Rafael García

El pasado mes de noviembre, tuve la ocasión de acudir a la presentación del libro “Cómo preparar con éxito un concierto o audición”, que tuvo lugar en la biblioteca del Real Conservatorio Superior de Madrid.

rafaelgarciaRafael García durante una de sus clases

Rafael García, profesor de técnica Alexander en el Conservatorio Superior de Zaragoza y doctor en psicología, expuso las líneas generales de su última publicación, ante los numerosos e interesados discentes. El libro se divide en dos partes. En primer lugar, aborda los aspectos necesarios para implantar un estudio diario eficaz, basado en la preparación psicológica, de vital importancia para el intérprete. En la segunda parte trata las interferencias físicas y psicológicas que pueden aparecer en el momento de la actuación (temblor, rigidez, etc.).

Debemos plantearnos si usamos el cuerpo y la mente de la misma forma al estudiar que al actuar. ¿Respiramos igual? Sin duda, en la mayoría de casos, esta pregunta es retórica. Deberíamos aprender a destensar los músculos y mantener la conexión entre el cuerpo y la mente para así evitar en la medida de lo posible estas “interferencias”. Para ser capaces de acercarnos a nuestro potencial de rendimiento, transmitir y llegar al público, la pieza a interpretar debe llegar a ser una parte orgánica de nosotros mismos. Llegar a este punto requiere tiempo y esfuerzo.

Como dejó constancia García, la confianza en nosotros mismos no es espontánea, hemos de conquistarla. Mediante la psicología cognitiva podemos desarrollar habilidades y profundizar en aspectos interpretativos. El concepto de práctica deliberada está encaminado a obtener unos objetivos específicos. Hemos de adentrarnos en el mundo de lo artístico. La parte de nuestro cerebro que está pendiente de los movimientos quedará liberada tras la práctica, pudiendo centrarnos en detalles más musicales.

El método de estudio propuesto se compone de una autoevaluación centrada en los ámbitos: sonoro (afinación), corporal (movimientos libres, evitar la rigidez) y mental (actitud positiva o neutra y mantener la concentración). Otro punto importante es identificar los aspectos mejorables. Podemos tener en cuenta lo que Rafael denominó el “canon de excelencia”, reuniendo una serie de grabaciones, buenas versiones de intérpretes que tomemos como referentes, ideales a los que acercarnos y en los que inspirarnos.

Asimismo, si somos capaces de ser conscientes del momento en el que perdemos la concentración y aislamos los pensamientos que lo desencadenan, será mucho más fácil “corregirnos”. Como diría Mimi Zweig, “los errores no son buenos ni malos. Son información. Deberíamos ser más neutros, no hacer juicios de valor unidos al componente emocional”. Existe una tendencia a “engancharse” emocionalmente al error. Nos repetimos mentalmente mensajes críticos y catastrofistas. Si conseguimos evaluarnos de forma neutra, constructiva, podremos evitar el nerviosismo. Hay que tratar de ver el error como algo a superar.

A partir de estas evaluaciones, aparecen los objetivos de mejora, que implican compromiso y revisión. Los objetivos, deberían ser sensatos, alcanzables y concretos. También la motivación juega un papel muy importante; si nutrimos nuestra mente de “éxitos conseguidos” conseguiremos activar los procesos de regulación del pensamiento. Al respecto, Rafael citó al célebre violonchelista Pau Casals, al que le preguntaron por qué seguía estudiando con noventa años. “Estudio porque siento que hago progresos”, contestó sabiamente. El sentimiento de auto eficiencia es muy gratificante, y deberíamos aprender a motivarlo en los estudiantes, especialmente en los niños.

Portada del libro

Concluyendo así la exposición de las ideas contenidas en la primera parte del libro, dio paso a un segundo bloque centrado en la preparación psicológica del intérprete.

Si tuviésemos que explicar qué es el rendimiento, podríamos plantear una sencilla ecuación:

Rendimiento = Potencial – interferencias.

¿Cómo podemos reducir estas inoportunas interferencias como la rigidez muscular? El estado de máximo rendimiento se alcanza cuando el nivel de activación físico y cognitivo es moderado y no nos encontramos nerviosos ni pasivos. La adrenalina en sangre genera una sensación de alerta que desencadena varios procesos, entre ellos el afán por triunfar, conectar con el público. En el otro extremo estaría la apatía, la incapacidad de comunicar a la audiencia. Hillary Hann afirmaba que “La adrenalina me permite estar calmada y atenta, concentrada”.

Hay que tener en cuenta el llamado “fenómeno de evitación de síntomas aversivos”; cuando entramos en el bucle del nerviosismo y tememos quedarnos en blanco o fallar, estamos dando el poder a nuestros pensamientos y distrayéndonos del objetivo fundamental. Para escapar de esta espiral hay que localizar el antecedente de la emoción y concentrarnos en la respuesta emocional que realmente queremos dar. Deberíamos razonar y llegar a la conclusión de que el resultado final dependerá de la forma en que valoremos la situación. ¿Es un reto? ¿Puedo crecer ante la adversidad? .

Tal y como manifestó García, nuestro diálogo interno está regido por las estructuras de pensamiento que ponemos en marcha. Estas se componen de nuestras creencias, la actitud ante los retos, nuestras metas y juicios de valor. Las emociones positivas como la activación positiva (energía) nos aportan un mayor control sobre nosotros mismos, pero en contrapartida, el miedo nos desestabiliza. Hay personas más propensas a la ansiedad por diversos motivos, entre otros su elevado perfeccionismo: Pau Casals, María Callas o Jean Sibelius tuvieron dificultades para tocar en público.

Las variables situacionales también son determinantes: existen ciertos  estresores como la excesiva exigencia de obras para las que no estamos preparados, tener que hacer un solo o ser grabados. El equilibrio está en el punto medio entre la búsqueda de la excelencia (motivación y evitar el fracaso).

Tras la presentación del libro, tuve la oportunidad de entrevistar a su autor. Esto es lo que nos contó:

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

Desde pequeño me interesó este asunto; mi padre era violinista en una escuela valenciana, pero él se formó de forma autodidacta. Observé la gran importancia de saber estudiar y motivar al alumnado. Afronté la tarea con muchas ganas e ilusión. Partí de mi tesis doctoral sobre procesos de regulación del pensamiento en músicos. He disfrutado mucho del proceso de escritura.

Como profesor, ¿cómo se ayuda a un alumno a preparar un concierto o examen?

Pienso que en cada clase hay que trabajar con una actitud sana, abierta y positiva. El objetivo es dominar la obra. El profesor tiene la llave hacia la mejora. Trato de evitar las actitudes hipercríticas, perfeccionistas y exigentes, que son semillas del pánico escénico. Hay que enseñar al alumno a enfatizar en lo que sabe hacer.

¿Qué aconsejaría a los jóvenes concertistas?

Que no descuiden el estudio. Desde las primeras fases deben plantearse que lo que están ensayando está pensado para ser oído por los demás, activando así los procesos de comunicación y expresión. Enfatizando lo positivo de una actuación, conseguimos olvidarnos de nosotros mismos, dejando a un lado la inseguridad. Podemos dirigir nuestras energías repitiéndonos mentalmente: “Si sale mal, el resultado no es representativo de como soy yo como músico ni como persona”. La visualización es un arma muy poderosa. Si conseguimos hallar el equilibrio entre la auto comprensión (¿qué me pone nervioso?) y la práctica (superar la tendencia al agobio). Nuestra mente logrará evadirse de los estresores y sus mecanismos de lucha o huida (sudoración, temblor…). Debemos tener en cuenta que estas reacciones son muy comunes y mediante la aceptación conseguiremos detener la “bola de nieve” de los síntomas aversivos.

¿Qué consejo daría a los estudiantes o músicos que estén pasando por una crisis personal y no quieran seguir tocando?

Han de recuperar y redescubrir el amor por la propia música. Recordando las emociones y sentimientos que han sido sepultados por decepciones. La música tiene esa capacidad de generar sentimientos positivos. La música es disfrute. Hay que encarar el rechazo, conocerse a uno mismo y buscar otros cauces; por ejemplo, el canto. Ensalzando lo que nos aporta personalmente más que la repercusión de la música, conseguimos una experiencia gratificante.

Sabias palabras las de Rafael García. Fue una suerte poder hablar personalmente con él y atender a la presentación de este libro que os recomiendo encarecidamente.

Amanda del Rey

El Jazz en Málaga: un sabor internacional

Cartel del XXIX Festival de Jazz Internacional de Málaga (©Malakao)

Como sucede cada noviembre, el ambiente de Nueva Orleans ha impregnado a la ciudad de Málaga. Esta XXIX edición del Festival Internacional de Jazz, se ha prolongado desde el 9 al 15 de noviembre en los Teatros de Cervantes y Echegaray, localizados en la ciudad andaluza, y coordinados bajo un equipo dirigido por la experiencia de Javier Domínguez.

Leer más

Paloma Amores Velázquez

Alhambra nos sorprende con su Jazz Band en el Festival de Jazz de Madrid 2015

El pasado mes de noviembre se celebró en Madrid el esperado Festival de Jazz

alhambraUna de las actuaciones del Festival

Gracias al festival, Madrid este mes se deja llenar de su especial sonido y ofrece un gran abanico de espectáculos al público jazzístico de la capital y a quien se acerque a ésta. El festival, como todos los años, ha contado con la colaboración de la noche en vivo realizando el ya conocido “Jazz con sabor a club” donde los diferentes clubs de Madrid ofrecen sus espacios para dichos conciertos. Entre ellos se ha contado con el Berlín café, Bogui Jazz, Clamores, El despertar café jazz, El Intruso, El Marula café o Tempo club. También contó con espacios como La Riviera o el auditorio del Centro Cultural Conde Duque. Aparte de los conciertos, se ha podido disfrutar de debates entorno al Jazz y de la proyección de la película documental Jazz en Madrid.

El 19 de Noviembre la marca de cerveza Alhambra 1925 con su programa “Club Reserva 1925” nos presentó su Jazz Band dirigida por el joven madrileño Alberto Guio, quien en 2014 fue becado por dicha marca en su programa “Desnudos de etiquetas“. Nos ofrecieron un concierto donde pudimos disfrutar de una selección de temas a partir de arreglos de personajes tan ilustres como Sammy Nestico, John Coltrane, Les Hooper, Phil Collins, Count Basie o Irving Berlín abordando asi estilos como Funky, Swin, Hard bop o lain jazz. Contaron también con la participación de la cantante Ana Santa, becaria del programa “Desnudos de etiquetas”.

El público, en su mayoría compuesto por gente joven, estuvo totalmente entregado desde el primer momento, ateniéndose a las convenciones del estilo. Aunque el concierto fue celebrado en el auditorio del Centro Cultural Conde Duque, el público aplaudió y vitoreó los solos. Una pena que al finalizar el concierto con el público en pie y aclamando un bis, éste no pudo ser considerado.

Varios de los artistas han coincidido en la buena organización del Festival, que desde el primer momento se puso en contacto con ellos dejando a su disposición todo aquello que fuese necesario desde los técnicos de sala, luz y sonido a los regidores e instrumentos y Rider de la sala. Además, recibieron felicitaciones por parte de la dirección después de sus actuaciones.

Sin duda, el Festival de Jazz de Madrid cumplió con las expectativas que había puestas en él.

 Katia Fernández